Jr. Daniel Alomía Robles 125, Urb. Los Álamos. Santiago de Surco, Lima, Perú

©2019 by Gonzalo Alegría 

CECILIA ALEGRÍA

Mi padre le puso de nombre María Cecilia por el barco que le llevó al exilio a Chile, salvándole la vida de una persecución política tan cruel como implacable cuando tenía tan solo 25 años. Además, Santa Cecilia es la Santa Patrona de la Música, que sobrevivió a las torturas y asfixia a las que fue sometida por causa de su fe, cantando y sonriendo en  honor a Dios. Será por ambos motivos que mi hermana Ceci siempre hace honor a su nombre, y navega aún hoy, por las procelosas aguas de esta dura vida, sonriente y cantarina, predicando su fe y su amor por Dios y por el prójimo, radiante, juvenil y proactiva.

Nació en Santiago de Cuba, próxima a la Sierra Maestra, cuando Fidel y sus barbudos combatían con las tropas de Batista… Y ya de bebé mostró su milagrosa alegría y su empeño por vivir. ¡Contaba mi madre que prácticamente no lloraba en los bombardeos!

Ya en Lima, de niña y adolescente, fue muy tímida y yo, el “chistoso” y bromista de la familia, la tuve harta con apodos y bromas de mal gusto, pese a que siempre nos quisimos y respetamos. Ella superó mis bromas de hermanito menor con la única y sabia estrategia que ha aplicado siempre: sobrellevar y no enfrentar.  Yo la quiero mucho y le agradezco que sea como es: buena y noble, alegre y eternamente juvenil.

 
ceci joven.jpg

“Chancona” hasta la médula, fue infaliblemente la primer puesto de su clase en el Colegio Belén (SS.CC.) donde estudió íntegras su primaria y secundaria. Cursó Ciencias de la Comunicación (Periodismo) en la Universidad de Lima, muy cerca de casa, siendo también, la primera de su promoción en la Universidad. Y empezó mi segunda carrera, Sociología, en la Pontificia Universidad Católica del Perú, pero no pudo concluirla por acompañar a su marido al extranjero durante muchos años (vivieron principalmente en Nottingham, Reino Unido, y Santiago de Chile). Finalmente, obtuvo su Maestría en Comunicación en la Florida International University en Miami.

 

Con sólo 16 años empezó a trabajar como locutora en el programa radial “Desde entonces amando” en Radio Nacional del Perú.  Después saltó con 18 años a la televisión, siendo la locutora de las noticias en Canal 4, junto con el gran don Arturo Pomar, uno de los maestros en el rubro. Tuvo muchos programas propios, incluido uno femenino y familiar en la televisión pública peruana, Canal 7. También muy joven (20 años), se casó con el gran amor de su vida, el Doctor en Geología Jorge Injoque, y tuvo tres hermosos hijos Alex, Rodi y Guille. Fui el orgulloso padrino de su primer hijo, distinción que me honra, y me demuestra una vez más, su enorme cariño por mí.

Llegó a ser Decana de Comunicación en la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL), Directora de la Escuela de Posgrado de la Universidad Ricardo Palma (URP),  etc. Junto con su marido e hijos vivió en Reino Unido y Chile, donde aprovechó el tiempo para formarse y viajar por medio mundo. Pero la tragedia le alcanzó cuando los terroristas de Sendero Luminoso mataron a balazos a su marido cuando este inspeccionaba una mina por encima de los 4000 metros de altura.

Desde el año 2001 vive en Miami en compañía de sus hijos y nueras (todavía no es abuela), viaja mucho y comparte su Alegría de vivir, esa que lleva en la sangre, como coach y consultora de parejas. Por allá la conocen como “la Doctora amor” y no para de viajar y predicar una suerte de consultoría sexológica con ribetes místicos.

Combinación única, totalmente inusual, como todo en ella, que por siempre será, para mí, mi adorada hermana Chilita. Nos vemos poco, pero cuando nos abrazamos y charlamos, todo vuelve a ser un sinfín de risas, bromas y relax. La vida con Ceci, es una melodía relajante y alegre, que te acompaña, tarareando esperanza y comunicando ilusión. Gracias hermanita, por ser como eres, valiosa y sencilla, tan humana, cercana y alegre.